Las fuerzas opuestas y la relevancia de ver la foto en 360

Las fuerzas opuestas y la relevancia de ver la foto en 360

By: Juana Mesa
Mayo 22, 2020

En el mundo de las marcas y el marketing en general, uno de los insumos fundamentales para la toma de decisiones y planeación estratégica son los informes de tendencias. Vienen de todo tipo de motores, consultoras, analistas, trend hunters, o incluso influencers de redes sociales.

Resulta paradójico que en un mundo donde muchas compañías buscan diferenciación consulten los mismos informes que su competencia y más preocupante aún, hagan una lectura tan similar que mágicamente los lleva a lanzar productos y marcas muy parecidas. Para nosotros es común ver cómo año tras año cada una de estas modas desfila como una idea fantástica: Las bebidas de aloe (podría contar hasta 5 compañías que vinieron al mismo tiempo con esta idea) Los tés saludables que sí son té y son súper trendy, y ni qué decir del mundo saludable… Pero, ¿por qué pasa esto?

El poder de acceder a la información es grandioso, nosotros en ImasD somos de los que nos apoyamos permanentemente en esto, lo buscamos en las calles del mundo y en los inframundos del internet, experimentamos los lugares más top y registramos cada movimiento de lo que consideramos los mercados más punteros del mundo.

El quid del asunto radica en diversos aspectos. Me lanzaré a dejar en este texto algunos de los que considero clave para ver el 360 y buscar probablemente de manera más acertada la mágica fórmula de: diferenciación + relevancia, que debería derivar en marcas y productos inolvidables por los que vale la pena ser fiel.

  1. El poder de las fuerzas opuestas: Y lo que le dio el título a este artículo. Las tendencias conviven con una contratendencia, pues no todas las personas tienden a lo mismo, hay grupos tan opuestos que pueden convivir hacia dos vías contrarias y vale la pena considerar ambas a la hora de buscar nuevas estrategias y desarrollos. No hay verdades absolutas respecto al consumo de las personas.
  2. El que pega primero pega dos veces: Hay datos e información que se conoce desde hace años o décadas, y las compañías dejan pasar el tiempo por el tamaño del mercado (válido), procrastinar (absurdo pero común), o falta de capacidades (aceptable pero discutible). He visto muchos casos en los que dicen, lo sabíamos y se nos adelantaron. What? ¿Cuántas veces tiene que pasar? Necesitamos equipos más osados, retadores, dispuestos a arriesgar para que la información no repose por años en los computadores sin que nadie haga nada al respecto.
  3. Seguir la tendencia o crearla: Para esto también es pertinente hablar de la tan perseguida innovación. Si de verdad quieren innovar no sirve seguir las tendencias. Ahora si sirve crear las tendencias. Está bien estar en una u otra posición lo que si vale la pena considerar es si estas tendencias me están ayudando a entender algo más profundo que me permite anticiparme y crear nuevas tendencias o si estoy siendo un seguidor que replica caso vistos en otras geografías o negocios.
  4. El propósito, o como diría Simon Sinek, el WHY trasciende la tendencia y debe estar en la capacidad de apropiarse de este conocimiento, sacar su máximo provecho y permitirle a las marcas ser vigentes y relevantes y en el mejor de los escenarios estar permanentemente generando nuevas tendencias.

Una posible conclusión puede ser que, para hacer un uso apropiado de los datos y la información, la capacidad de interpretación, análisis y posición crítica, lo son todo. Los datos están ahí y prácticamente todos podemos acceder a ellos. Cómo los interpretamos y usemos, ahí está la cuestión.

×