Los espejismos del agilismo

Por: Juana Mesa y Marcela Arango
Agosto 30, 2022

¿Cuánto tiempo le tomó a Thomas Alva Edison inventar la bombilla eléctrica? ¿Cuántos intentos necesita hacer un repostero para crear la receta final de un postre icónico? ¿Cuántas veces se cae un niño aprendiendo a montar bicicleta sin rueditas de apoyo? 

Lo más probable es que todos estemos de acuerdo en que las respuestas a estas preguntas son: muchos años, muchos intentos y muchas caídas. ¡Ah! Y tenemos otro ejemplo: James Dyson dedicó cinco años y 5,127 prototipos para inventar la primera aspiradora ciclónica del mundo. Entonces, así como estos ejemplos toman tiempo y grandes esfuerzos, crear ideas, productos y marcas poderosas también lo requiere.

Es cierto que la tecnología nos ha permitido agilizar una gran diversidad de procesos, el acceso a la información y el conocimiento ahora lo tenemos a un click y vivimos en un entorno que cambia y evoluciona mucho más rápido que antes. Sin embargo, no debemos olvidar que las grandes revoluciones requieren de procesos reflexivos y profundos para que sí ocurran.

Tomarnos el tiempo de entender, analizar, respirar, salir y procesar no debe ser menos importante que ejecutar y llegar a resultados inmediatos. ¡Ojo! No queremos decir que la acción no sea una parte valiosa del proceso, obviamente lo es. Si nos quedamos pensando y divagando sin accionar, tampoco estamos llegando a ningún lado, pero el mensaje es que no podemos caer en los espejismos del agilismo donde nos quedamos en lo superficial y lo obvio por el afán y la rapidez.

No podemos crear una cultura de innovación y creatividad al interior de nuestros equipos solo con una capacitación de 2 horas o 1 día, mientras la inercia del día a día no nos permite tomarnos el tiempo de inspirarnos y ejercitar nuestro cerebro con estímulos diferentes. No podemos resolver el futuro de nuestras marcas analizando e imitando únicamente lo que hacen otras marcas fuera del país sin tomarnos el tiempo de aterrizar las ideas a nuestro contexto, entendiendo a profundidad a nuestros usuarios.

Hacer las cosas de esta manera muchas veces termina causando frustración, agotamiento (mental y físico) y bloqueos creativos. Aquí es cuando llegamos al punto de “ya no se nos ocurre nada más”, “nos estancamos” y “estamos saturados”. ¡No somos máquinas! No podemos controlarlo todo y debemos aprender a abrazar la incertidumbre, confiar en el proceso y a gestionar nuestras emociones como equipo. Crear y cambiar asusta y, en ocasiones, incomoda, pero es allí donde está la verdadera magia.

Tal vez en ImasD no somos muy fans de estos métodos ágiles, que están cada vez más de moda, pero reconocemos que pueden traer algunas ventajas para las empresas como la minimización de riesgos, facilitar la toma de decisiones o la reducción de costos. Pero, ¿realmente deberíamos considerarlas ventajas si al final los resultados son solo un espejismo de algo realmente disruptivo? Aunque nosotros tenemos la capacidad de adaptarnos a las dinámicas internas de cada empresa y cada equipo, no negamos que éstas aún nos generan algunas inquietudes.

Se vale aprender herramientas, métodos y técnicas nuevas, a nosotros nos apasiona hacerlo todo el tiempo, sin embargo es importante tener en cuenta que eso no lo es todo. Para terminar este artículo les dejamos una reflexión que nos compartió hace unos meses Alejandro Masferrer, un colega experto en Procesos Creativos, donde nos mencionaba que existe un gran mito alrededor de la creatividad:

“Se cree que una herramienta hace la metodología o hace la profundidad del conocimiento, que por comprar post-its de colores ya somos creativos o por hacer un User Journey ya somos Service Designers. Muchos equipos usan una herramienta como decoración para ganar credibilidad por la estética de la creatividad, cuando realmente la herramienta no hace al profesional. Lo que hace al profesional son un montón de riquezas, conocimientos y experiencias previas que puedes emplear con herramientas o sin ellas.

Si quieren profundizar en el tema de diseño de procesos creativos, les recomendamos el libro de Alejandro Masferrer. Pueden encontrar más información aquí: https://www.trytriggers.com/shop-triggers-tools/co-creation-methodology-for-design-teams

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0