El juego como herramienta creativa

El juego como herramienta creativa

By: Andrés Felipe Jaramillo
Agosto 24, 2020

¿Cómo aprendíamos cuando éramos pequeños? Seguramente piensas en miles de juegos que marcaron tu infancia y cómo muchos de estos dejaron grandes enseñanzas que aún aplicamos hasta el día de hoy. El término “aprender jugando” es común en ambientes de aprendizaje, pero a medida que avanzamos en nuestra formación y llegamos al mundo laboral, las didácticas alrededor del juego se van perdiendo, y el sentido de jugar se ve relacionado netamente a algo divertido que no tiene mayor relevancia en las dinámicas de trabajo.

 

Johan Huizinga en su libro “Homo Ludens” describe el juego como una actividad libre y significativa, observando que donde hay juego, siempre hay también un significado y un objetivo para el mismo, lo argumenta esencialmente como algo no inscrito en dinámicas serias y estructuradas. Es esta esencia que combina lo divertido, y a la vez objetivo, del juego la que adquiere relevancia a la hora de inscribirlo en diversas actividades que aporten valor a los procesos de creación.

 

En la última década se ha evidenciado la importancia de la aplicación de diferentes elementos y técnicas de diseño de juegos en contextos y sistemas no necesariamente lúdicos, esta práctica se ha conocido en las últimas décadas como Gamification, y ha establecido unas bases teóricas y prácticas claras alrededor de las cuales los juegos y sus diferentes elementos se han salido de su contexto para entrar a impactar diferentes áreas. Para nosotros en ImasD el juego es una pieza fundamental de nuestro proceso, siempre realizado con un propósito claro y establecido, utilizado en diferentes momentos cuando el equipo o el proyecto lo necesiten.

Pero, ¿qué pasaría si convertimos el juego en una herramienta relevante dentro de las ambientes laborales de creación y creatividad?

 

Para nadie es un secreto que el juego crea un terreno fértil para la creatividad, ya que este es su combustible más importante y solo se ve limitado por la imaginación de quien lo realice. Al establecer unas reglas claras y una moderación asertiva, se puede llegar a que un equipo por medio del juego llegue a resultados tangibles y aplicables en proyectos reales. El juego es un aliado importante dentro de los procesos de ideación divergente, ayuda a salirse de la caja y pensar más allá de lo previamente establecido, pone a todos en el equipo en un rol de creadores sin importar barreras ni limitaciones.

 

¿Y qué impacto tiene el juego en los ambientes laborales?

 

  • Aumenta la motivación intrínseca: Alimenta el sentido de “querer hacer”, la tarea pasa de ser algo obligatorio que debe realizarse para continuar con el proceso a algo disfrutable y divertido que las personas sentirán ganas de realizar.

 

  • Elimina jerarquías: Ubica a todos en un mismo plano,  todos son jugadores con un objetivo único, sin roles que diferencien a unos de otros.

 

  • Fomenta el trabajo en equipo: Establece reglas donde todos deben trabajar por un objetivo común, y donde cada persona del equipo debe relacionarse directamente con el resto de sus compañeros, ayudando a generar lazos de confianza sólidos y mejores resultados dentro del proceso.

 

  • Distensiona: El aspecto de diversión  propio del juego ayuda a liberar tensiones y relajar a las personas alrededor de la tarea a realizar, permitiendo romper las barreras de los prejuicios, mejorando la participación y quitando el miedo a equivocarse.

 

  • Genera un sentido de logro: En todo juego siempre habrá un objetivo, una meta por cumplir, y el llegar a esta es el fin último, por esto es importante no solo dejar clara cual es esta meta dentro de las actividades establecidas, sino también celebrar cuando se alcance el logro. 

 

  • Genera engagementEl juego tiene la característica de enganchar a los participantes, y es este factor el que lo hace tan importante en los procesos de creación. El nivel de compromiso que las personas  generan con la tarea propuesta a través de presentarla por medio de elementos o dinámicas de juego aumenta considerablemente, debido a que al generar actividades de participación, competencia y diversión, la persona genera una motivación real alrededor del cumplimiento de dicha tarea.

 

En ImasD utilizamos el juego dentro de los procesos diarios como un elemento indispensable de nuestra metodología, tanto en sesiones internas de creación y creatividad, como en sesiones de co-creación o ideación con clientes. Algunas de las dinámicas que utilizamos alrededor de los juegos son:

 

  • Ice breakers: Como su nombre lo indica lo que buscan es romper el hielo, activar y preparar la mente y el cuerpo de las personas para idear, son dinámicos y divertidos, la idea es no tomarse a uno mismo muy en serio, divertirse y liberar la tensión antes de algún proceso creativo. (Para conocer nuestras tarjetas de Icebreakers visita: https://grupoimasd.com/the-cool-cards/)

 

  • Carreras de ideación: Con el objetivo de generar el mayor número de ideas en el menor tiempo posible, planteamos una pequeña competencia entre los participantes, donde una idea propuesta equivale a un paso, el objetivo es atravesar la sala donde se esté realizando la sesión y generalmente hay un incentivo para la persona o personas que logren el mayor número de ideas, esta actividad plantea una dinámica alrededor de la competencia pero encaminada a un objetivo común.

 

  • Prototipado rápido: Proceso realizado en etapas de experimentación, donde utilizando materiales cotidianos como revistas, cartón, papel, plastilina, etc, se busca representar físicamente un producto o incluso un servicio para ser validado, ajustado o replanteado de manera rápida, permitiendo obtener feedback oportuno e inmediato dentro del proceso.

 

  • Juegos de roles: Muchas veces en el desarrollo de un producto o servicio es importante entender y conocer el papel que juega cada actor dentro de este, el juego de roles permite al equipo ponerse en el papel de estos actores, y de esta manera encontrar puntos de contacto interacciones o insights que durante el proceso pudiesen haberse pasado por alto.

 

El juego es una herramienta muy potente para cualquier proceso de creación sin importar las metodologías bajo las que se trabaje en una empresa, todo proceso creativo debe ser divertido y emocionante. Estas dinámicas basadas en el juego pueden ayudar no solo a mejorar los resultados en proyectos específicos, sino también a  crear una cultura organizacional fuerte y única.

 

Te invitamos a observar a tu equipos y su manera de trabajo individual y grupal, para que logres entender qué tipo de juego necesitan y en qué momentos sería ideal implementarlos, recordando siempre tener reglas y propósito claros, ya verás la herramienta tan valiosa y potente que resulta ser para tus procesos de creación.

×